Sistema Antideslizante sobre pavimento

Sistema antideslizante sobre pavimento en cámara frigorífica de nave. Puerto de Santa María (Cádiz)

La aplicación de resina epoxi antideslizante en una cámara frigorífica de uso sanitario implica la preparación meticulosa de la superficie, asegurando que esté limpia, seca y libre de impurezas. Se utiliza una resina epoxi de alta durabilidad, específicamente formulada para resistir bajas temperaturas y condiciones de humedad, garantizando una adherencia óptima al suelo. Esta capa epoxi incluye agregados antideslizantes para aumentar la seguridad, reduciendo el riesgo de deslizamientos en entornos húmedos y fríos.

La aplicación se realiza en varias capas, asegurando un curado uniforme y una superficie nivelada. El acabado resultante no solo proporciona resistencia al desgaste y facilidad de limpieza, sino también cumple con las normativas de higiene y seguridad requeridas en entornos sanitarios.

Sistema antideslizante con resinas

Como en obras anteriores, la realización, reparación y mejora de un pavimento existente, se ejecuta en una serie de fases que detallamos a continuación. La perfecta ejecución de cada una de ellas lleva a obtener un trabajo bien hecho y que cumple tanto con la normativa exigida como con los estándares de calidad que realizamos desde Pimed.

Apertura de Poro por Medios Mecánicos

La primera fase consiste en la preparación de la superficie a tratar. Se realiza una apertura de poro utilizando medios mecánicos, como el lijado o el granallado. Este proceso es crucial para asegurar una mejor adherencia del material epoxi al suelo. Se elimina cualquier residuo o contaminante y se nivela la superficie, dejándola áspera y porosa para optimizar la adhesión de las capas subsiguientes.

Reparación grietas y fisuras

Antes de proceder con la imprimación, se lleva a cabo la reparación de cualquier grieta o imperfección en la superficie. Se emplean masillas o morteros epoxi especializados para rellenar grietas, asegurando un acabado liso y uniforme. Esta etapa es fundamental para evitar futuros problemas de adherencia y para mantener la integridad estructural de la superficie.

Imprimación con Resina Epoxi 100% Sólidos

La imprimación se realiza con una resina epoxi de 100% sólidos, elegida por su alta resistencia y durabilidad. Esta imprimación actúa como una capa de anclaje entre la superficie y la pintura epoxi final, proporcionando una base sólida y duradera. La resina epoxi 100% sólidos es ideal para ambientes frigoríficos, ya que resiste bien las bajas temperaturas y la humedad.

Arenado

Posteriormente, se realiza un proceso de arenado sobre la imprimación ya aplicada. Esta técnica implica la aplicación de un material granulado que se adhiere a la superficie, creando una textura antideslizante. El arenado es esencial para garantizar la seguridad, minimizando el riesgo de resbalones y caídas en el área de la cámara frigorífica.

Terminación con Pintura Epoxi para Uso Sanitario

Finalmente, se aplica la capa de pintura epoxi específica para uso sanitario. Esta pintura no solo proporciona una capa protectora adicional y resistencia al desgaste, sino que también cumple con los estándares de higiene y limpieza requeridos en entornos sanitarios. La pintura epoxi para uso sanitario es resistente a productos químicos, fácil de limpiar y mantiene sus propiedades incluso en condiciones de baja temperatura.